0 0
Leche vegetal

Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Raciones:
200 g de Avellanas tostadas
750 mL de Agua potable

Leche vegetal

  • 1 día
  • Raciones
  • Fácil

Ingredientes

Inicio

Compartir

¡Hola!

Esta vez, comparto un básico en mi casa.  Desde que decidí cambiar mi estilo de alimentación y disminuir el consumo las leches de origen animal, los frutos secos pasaron a proporcionarme bebidas ricas en calcio y magnesio que no solo me aporta beneficios a la salud sino que además tienen sabores fenomenales.

Las leches vegetales pueden hacerse con todos los frutos secos que se nos ocurran, son muy nobles y aparte de darnos la leche, nos da una harina 100% pura con todas las propiedades y beneficios que tienen los frutos secos.  Esta harina puede emplearse en la elaboración de postres libre de harinas refinadas y bajos en carbohidrátos.

Con esto último debemos tener mucha moderación, ya que postres elaborados con harinas de frutos secos son altos en calorías y como todo en la vida los excesos no son  buenos, podemos estar dándole a nuestro organismo demasiada grasa, que aunque es una grasa saludable, en altas cantidades puede causarnos algún daño.

En esta ocasión yo la he preparado con avellanas, pero tu puedes usar el fruto seco que tengas a mano o el que más te guste.  Es muy importante que el fruto seco que uses sea natural es decir sin sal y NO FRITO.

Las avellanas son un frutos seco que posee múltiples beneficios para la salud, y la obtención de leche vegetal a partir de ellas trae consigo propiedades como:

  • Rica en vitamina E, con propiedades antioxidantes
  • Cantidad importante en ácido fólico
  • Gracias a su cantidad de ácidos grasos es recomendada en personas con problemas de colesterol, puesto que ayuda a reducir los niveles de grasa en la sangre
  • Posee cantidades considerables de calcio y magnesio

Características

  • Libre de lactosa
  • Vegano
  • Libre de conservantes y colorantes
  • Sin azúcar

Consciencia y coherencia con lo que hacemos y lo que queremos

Pasos

1
Hecho
12 horas

Remojar las avellanas

- En una envase de vidrio bien limpio agregar las avellanas naturales sin sal
- Agregar agua potable hasta cubrir completamente las avellanas
- Dejar remojando durante 12 horas fuera de la nevera si es un clima frío, si es un clima muy caluroso dejarla dentro del refrigerador.
- Pasado el tiempo del remojo, colar las avellanas desechando el agua del remojo
- Lavar con abundante agua potable

2
Hecho
10 minutos

Preparar la leche

- Agregar las avellanas en una licuadora (procesador) junto con los 750 mL de agua, batir a máxima potencia hasta que las avellanas se hayan pulverizado y el líquido esté completamente blanco
- Pasar por un colador de tela para separar la leche de la harina formada
- Exprimir con las manos para aprovechar la mayor cantidad de líquido
- Guardar la leche en un envase de vidrio con tapa
- Mantener refrigerada.  Consumir en un máximo de 4 días

Paola Chacón

Hola, soy Paola una Venezolana viviendo en España, intentando hacer de mi vida una completa aventura. Soy fiel creyente de que la alimentación saludable puede cambiar el mundo ¡Y para bien! con una alimentación adecuada podemos ser más felices, tener armonía con nuestros pensamientos, deseos y sentimientos. En este blog intento plasmar mi forma de alimentación con ideas, platos, postres, pensamientos y muchas cosas más. ¡Bienvenidos!

Anteriores
Suavecitos de batata rellenos de dátiles cubiertos de chocolate oscuro
Siguientes
Muffins de banana gluten free
Anteriores
Suavecitos de batata rellenos de dátiles cubiertos de chocolate oscuro
Siguientes
Muffins de banana gluten free

One Comment Hide Comments

Deja tu comentario