0 0
Hallacas andinas veganas

Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Raciones:
3 unidades de Pimiento rojo 2 para el guiso - 1/2 para el caldo - 1/2 para decorar
2 unidades de Cebolla blanca 1 y 1/2 para el guiso - 1/2 para el caldo
2 tallos de Puerro 1 y 1/2 para el guiso - 1/2 para el caldo
4 tallos de Celery (apio españa) 3 tallos para el guiso - 1 para el caldo
1 unidad de Coliflor Todo para el guiso
25 g de Onoto Para la masa
120 g de Garbanzos sin sal Para el relleno
120 g de Aceitunas verdes rellenas de pimiento Para el relleno
6 unidades de Ají dulce (pimiento dulce) 5 para el guiso - 1 para el caldo
4 unidades de Zanahoria Todas para el relleno
200 mL de Aceite de oliva virgen extra (AOVE) Para la masa y el guiso
120 g de Alcaparras para el relleno
Sal Al gusto
Pimienta negra Al gusto
Hojas de plátano Se encuentran en tiendas Latinas
1 paquete de Harina P.A.N Harina de maíz
1 rollo de Pabilo Hilo muy grueso
1 unidad de Cabeza de ajo (1/2 cabeza para el guiso - 1/2 cabeza para el caldo)

Nutritional information

Hallacas andinas veganas

Características
    Cuisine:
    • 3 horas
    • Raciones
    • Medium

    Ingredientes

    Inicio

    Compartir

    ¡Feliz Navidad!

    Una de las cosas que más me gusta de este mes del año es la comida ¡jajaja! sobre todo porque casi todo lo que se come en estas fechas solo se come una vez al año y tal vez por eso es que nos gusta tanto.

    Las hallacas son un plato típico Venezolano, yo no concibo una navidad sin hallacas, y esta es mi primera navidad como vegetariana y no podía dejar de comerlas ¡antes muerta que sin hallacas! (exagero un poquito lo se, bueno no, no exagero, es verdad, ME ENCANTAN LAS HALLACAS).

    Hace unos años las prepare con mi familia en Venezuela y fueron momentos super divertidos y agradables ya que nos reuníamos varios, cada quien tenía su tarea especifica (confieso que limpiar las hojas es lo que menos me gusta) y trataba de ponerme a hacer otra cosa, al momento de la limpieza (así como quien no quiere la cosa jaja).

    Generalmente dependiendo de la zona de Venezuela se preparan de una manera o de otra, en mi caso tengo la costumbre de preparar el guiso (relleno) crudo y que se cocine todo al momento de cocinar las hallacas ya armadas, pero en muchas otras zonas lo cocinan primero antes de armar y volver a cocinar para que se cocine la masa.  Otras personas le colocan huevo duro, almendras, aritos de cebolla, entre un sin fin de ingredientes.

    Yo la verdad para hacer estas hallacas vegetarianas me deje llevar por mi intuición y por las mezclas de sabores y olores que tiene este plato, ya que no llevan carne ninguna y lo común en Venezuela es que lleven carne (ternera,  cerdo y  pollo).

    Como buenos venezolanos, en esta receta, usamos harina de maíz comúnmente conocida como harina PAN por la tradición de la marca.  Esta harina es blanca ya que es de maíz blanco y para darle ese color amarillito típico se usa como colorante natural una especia que se llama –Onoto– , en muchos sitios se usa como sustituto del azafrán ya que es bastante económico en comparación con sus similares, esta especia se da generalmente en zonas cálidas y en América Central.

    Aquí en España los ingredientes que no se encuentran comúnmente en los grandes supermercados son:

    Las hojas de plátano: se pueden encontrar en tiendas de productos latinos e incluso en muchas ocasiones las han vendido en Carrefour o el Corte Ingles (pero no en todos, si no quieres perder el tiempo, llama primero y pregunta por hojas de plátano congeladas).  Si quieres ir sobre seguro ve directamente a tiendas latinas 

    El onoto: se encuentra en tiendas de especias, algunos herbolarios y en tiendas latinas. También se conoce como achiote, bija, entre otros. 

    El pabilo: se encuentras en tiendas latinas, pero se puede usar perfectamente un hilo grueso (bastante grueso) blanco.  Recomiendo un hilo que sea bastante fuerte y no se rompa fácilmente 

    La harina de maíz blanco: la marca PAN la venden en casi todos los grandes supermercados 

    Se pueden mantener guardadas dentro de la nevera por unos 4 días más o menos, pero generalmente la costumbre es congelarlas y al momento de consumir sacarlas del congelador calentarlas en agua hirviendo por 20 minutos.

    Para destapar las hallacas es recomendable después de que estén calientes, cortar el pabilo (hilo), e ir quitando con cuidado las capaz de hojas del plátano, hay personas que la sirven en la misma hoja (en el pañal) y otras que la colocan directamente en el plato (como yo) 

    Si no consigues fácilmente las hojas de plátano se pueden hacer con papel plata (dejando siempre el lado brillante hacia la comida) y amarrándolas exactamente igual, de lo contrario se les meterá el agua.  Si no consigues el onoto, puedes comprar la harina PAN que ya viene amarilla, solo que el regustito que le deja el onoto no lo tendrás, pero no es indispensable, si usas esta harina igualmente agrega AOVE al momento de preparar la masa.  

    Conciencia y coherencia con lo que hacemos y lo que queremos

    Pasos

    1
    Hecho
    30 min

    Preparar el guiso o relleno

    - Picar en cuadritos pequeños la zanahoria (aproximadamente 1/2cm)
    - Picar el coliflor en trocitos pequeños (sin usar el tallo)
    - Picar el celery (apio) en cuadritos pequeños (del mismo tamaño de la zanahoria)
    - Mezclar en un bol estos tres ingredientes y reservar
    - Picar el resto de los vegetales en cuadritos pequeños (1/2cm) mezclarlos todos en otro bol y reservar
    - Machacar los dientes de ajo (sin piel)
    - En una olla grande agregar 8 cdas de AOVE y calentar
    - Cuando esté bien caliente agregar el ajo y sofreír por 5 minutos aproximadamente (sin dejar quemar porque amargara demasiado)
    - Al momento de estar doradito agregar la mezcla de zanahoria, celery (apio) y coliflor, la sal y la pimienta (ambas al gusto) remover con una cuchara de madera, tapar la olla, bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar por 20 minutos.  Removiendo de vez en cuando, si es necesario agregar un poco de agua (pero muy poquito)
    Pasados los 20 minutos agregar el resto de los vegetales, remover con la misma cuchara de madera, agregar 3 cdas más de AOVE, tapar la olla y dejar cocinar por 10 minutos más.  Apagar el fuego, reservar y dejar reposar

    2
    Hecho
    25 m

    Preparar el caldo

    - Picar los vegetales en trozos grandes
    - En una olla grande agregar 2 cdas de AOVE y calentar a fuego medio bajo
    - Cuando esté bien caliente agregar los vegetales, sofreír por 5 minutos
    - Al momento de estar doraditos agregar 2 litros y medio de agua, sal al gusto y dejar cocinar por 25 minutos a fuego lento
    - Pasado el tiempo de cocción, apagar el fuego, colar con un colador de malla fina y reservar el caldo para que esté templado

    3
    Hecho
    5 min

    Preparar el aceite con onoto (aceite embijado)

    - En una olla pequeña y bien seca (es muy importante que esté bien seca) agregar 100 ml de AOVE junto con 2 cdtas de onoto, remover con una cuchara
    - Calentar a fuego lento, al momento de soltar el primer hervor apagar y dejar reposar dentro de la misma olla (este paso es para que suelte el color que servirá para dar el amarillo característico de la masa de las hallacas)
    - Cuando esté frío pasarlo por un colador de malla fina para separar las pepitas de onoto

    4
    Hecho
    10 min

    Limpiar y preparar las hojas de plátano

    - Sacarlas con cuidado del empaque para que no se rompan
    - Separar las hojas una por una (generalmente vienen enrolladas en si mismas)
    - Con un pañito húmedo (no demasiado mojado) con agua, limpiar las hojas por toda su superficie
    - Con la ayuda de una tijera quitar el centro de la hoja (el tallo) (las expertas como mi mami lo hacen con la mano y de un solo tirón, pero yo por ahora prefiero hacerlo con las tijeras jajaja)
    - Las hojas traen su propia marca por donde cortarlas (en vertical), así que dependiendo del tamaño que se quieran las hallacas se cortan
    - Para el pañal (capa interna) cortarlas de 20 cm aproximadamente
    - Para la capa exterior cortarlas de 35 cm aproximadamente

    5
    Hecho
    10 min

    Preparar la masa

    - En un bol bastante grande o en un recipiente plástico grande agregar la mitad del caldo aun templado (más caliente que frío, esto facilitará que no se formen grumos en la masa)
    - Agregar sal al gusto y remover
    - Incorporar poco a poco y muy despacio la harina PAN e ir removiendo con la mano, agregar harina hasta que se comience a formar una masa suave
    - Agregar un poco de aceite embijado (pasado previamente por un colador de malla fina, ya que solo queremos el aceite naranja, las pepitas del onoto se reservan por si es necesario usarlas para más aceite)
    - Remover con fuerza y con movimientos circulares, intentando que no queden grumos algunos
    - La masa debe quedar suelta pero no líquida (termino medio) como se puede ver en la foto el punto recomendado se puede observar cuando cojemos un poco de masa con las manos y la dejamos caer, si cae con suavidad y no tiene nigún grumo ya esta lista

    6
    Hecho
    1 hora

    Armar las hallacas

    - Picar en julianas finas el pimiento rojo
    - Ordenar todos los ingredientes para el relleno, recomiendo tenerlo todo cerca de donde vamos a armar las hallacas para que no se nos olvide ningún ingrediente
    - Colocar en recipientes por separado las aceitunas, las alcaparras, las pasitas y los garbanzos
    - Tomar una hoja grande y sobre ésta colocar una hoja pequeña con las lineas en sentido contrario a las de la hoja grande (las hojas tienen dos tonalidades de verde, yo recomiendo que el color verde más opaco quede hacia arriba, el más liso)
    - Humedecer las yemas de los dedos con el aceite embijado y a su vez con este aceite, la hoja pequeña en el centro (allí será donde se coloque un poco de masa)
    - Tomar masa (unas dos cucharadas aproximadamente) y colocarlas sobre la hoja
    - Humedecer de nuevo las manos con el aceite embijado y extender la masa hasta que quede bien fina, recomiendo extenderla en forma circular
    - Agregar 3 cdas de relleno en el centro de la masa extendida
    - Colocar las pasitas, las aceitunas, los garbanzos, las alcaparras y el pimiento en julianas (la cantidad de estos ingredientes dependerá del gusto de cada quien, yo en este caso le coloque 5 de cada uno y 1 juliana de pimiento picada por la mitad)
    - Para cerrar, tomar por los bordes la hoja pequeña, unir un lado de la hoja con el lado opuesto, hacer una especie de enrrollado al unir los dos bordes de hoja
    - Presionar un poco por los extremos de la hallaca para que no se extienda tanto la masa y el relleno quede por toda la superficie
    - Doblar hacia adentro los bordes de la hoja que no tienen relleno
    - Voltear (que los dobleces queden hacia abajo) sobre la hoja grande
    - Repetir este procedimiento con la hoja grande hasta que quede bien cerrada
    - Con el pabilo amarrar la hallaca, haciendo varios dobleces (como se ve en las fotos), este paso es muy importante, porque deben quedar bien amarradas para que no se les meta el agua cuando se estén cocinando, pero tampoco deben quedar tan apretadas porque quedan unas marcas muy fuertes y pueden partirse al momento de servir
    - Cubrir una olla bastante grande con hojas de plátano (tanto la base como las paredes de la olla) esto evitará que las hallacas queden pegadas la olla y se quemen
    - Cubrir con agua muy caliente (casi hirviendo) y llevar a ebullición a fuego medio durante 1 hora y media
    - Tapar la olla muy bien.  Recomiendo colocar unas pesas sobre la tapa de la olla para que no se levante la tapa y se cuezan mejor las hallacas
    - Revisar de vez en cuando que la olla tenga suficiente agua, si le hace falta agregar el agua ya hirviendo
    - Pasada la hora y media apagar el fuego, sacar las hallacas y dejarlas sobre una rejilla
    - Esperar a que estén bien frías antes de guardar en la nevera

    Paola Chacón

    Hola, soy Paola una Venezolana viviendo en España, intentando hacer de mi vida una completa aventura. Soy fiel creyente de que la alimentación saludable puede cambiar el mundo ¡Y para bien! con una alimentación adecuada podemos ser más felices, tener armonía con nuestros pensamientos, deseos y sentimientos. En este blog intento plasmar mi forma de alimentación con ideas, platos, postres, pensamientos y muchas cosas más. ¡Bienvenidos!

    Anteriores
    Crema ahumada de berenjena y ajo
    Siguientes
    Arroz moros y cristianos extra vegetales
    Anteriores
    Crema ahumada de berenjena y ajo
    Siguientes
    Arroz moros y cristianos extra vegetales

    0 Comments Hide Comments

    Deja tu comentario