• Home
  • Dulces
  • Bocaditos dulces sin azúcares ni harinas refinadas 
0 0
Bocaditos dulces sin azúcares ni harinas refinadas 

Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url

Ingredientes

Raciones:
1 taza de Anacardos crudos
3 cdas de Cacao amargo
1 taza de Dátiles naturales Recomiendo que venga con hueso (así generalmente no tienen conservantes)

Bocaditos dulces sin azúcares ni harinas refinadas 

  • 1 hora
  • Raciones
  • Fácil

Ingredientes

Inicio

Compartir

¡Hola!

Hace días unas amigas Italianas me dieron un regalo MARAVILLOSO – Ferrero Cacao Amaro – con un mensaje muy claro: “para que vuestra vida sea más dulce y chocolatosa”. Os queremos mucho! Simona y Vale… Y como yo soy muy obediente he decidido hacer un postre fácil, rápido y sencillo incluyendo este delicioso cacao.

Cuando abrí el paquete, madre mía que olor más rico salió y en ese momento se me ocurrieron tantas cosas, pero lo que tenía a la mano era anacardos y dátiles, así que ¿por qué no intentar hacer unos bocaditos/dulcitos pequeñitos para tener en la nevera listos para comer?

Además últimamente estoy tan motivada en preparar postres sin azúcares, sin lácteos, sin huevo.  Cada vez somos más personas con intolerancias alimenticias, y hay una cosa clara: las cosas comerciales para intolerantes son muy costosas, tienen muchos químicos (conservantes/colorantes) a los cuales algunos también somos alérgicos y hay momentos en los que nos sentimos sin opciones para comer lo que tanto nos gusta.  En principio mi alimentación saludable comenzó por problemas estomacales, luego lo entendí por convicción que comer sano era la mejor opción,  luego se convirtió en mi mayor motivación,  y ahora es mi aliada para encontrar una salud que me permita tener calidad de vida.

Tener intolerancias no es cohibirse de comer lo que más nos gusta, tener intolerancias es encontrar la mejor opción para que nuestro cuerpo nos agradezca lo que le estamos ofreciendo con bienestar y tranquilidad.  Muchos pueden ver las intolerancias alimenticias como “limitantes” yo por mi parte lo veo como una “oportunidad” de conocer nuevos sabores, nuevos alimentos, nuevas texturas y sobre todo comprender y entender que la naturaleza es sabia y que siempre tendremos una manera para darle alegría al cuerpo con un postre sano.

Es por eso que me encanta compartir por aquí y por mi cuenta de instagram @paolaz3012 como es mi alimentación, porque sé que como yo, hay muchas más personas, y tal vez estás publicaciones les ayuden a llevar una alimentación más saludable.

Características

  • Libre de azúcares y harinas refinadas
  • Sin lácteos
  • Sin huevo
  • Vegano
  • Meriendas saludables
  • Fuente de grasas sanas

Si quieres llevarlos para merendar puedes guardarlos de manera individual envueltos en papel aluminio.  Puedes utilizar el cacao que tengas a mano, recomiendo que sea cacao 100%.  Recuerda que es importante comprar los dátiles naturales (con semilla), al traer la semilla son dátiles solos sin ningún conservante, cuando le quitan la semilla le agregan algunos (E)/glucosa/entre otras cositas nada sanas.  Mientras más natural comamos nuestro cuerpo mejor se sentirá.  Con estas cantidades salen aproximadamente 12 bocaditos de 15g cada uno.

Conciencia y coherencia con lo que hacemos y lo que queremos

Pasos

1
Hecho
20 minutos

Preparar los ingredientes

- Remojar los dátiles en agua potable durante 12 horas
- Colocar los anacardos bien extendidos en una bandeja de horno, evitando que queden unos sobre otros para que se doren todos a la vez
- Llevar al horno por 15 minutos o el tiempo necesario según cada horno para que queden doraditos, es importante estar pendiente del horno, ya que el tiempo de dorado a quemado es muy corto y con los anacardos quemados tiene un sabor muy amargo
- Cuando estén doraditos apagar el horno y dejar enfriar
- Reservar el agua del remojo de los dátiles
- Cortar los dátiles por la mitad y sacar la semilla

2
Hecho
30 minutos

Preparar los bocaditos

- Agregar los anacardos, los dátiles, el cacao al batidor y procesar a máxima potencia por 2 minutos
- Cuando comiencen a triturarse los anacardos agregar 10 cdas del agua del remojo de los dátiles y seguir batiendo a máxima potencia
- Es importante dejar de batir cuando la mezcla tenga consistencia espesa, con algunos trozos de dátiles y de anacardos (eso de dará un toque crujiente)
- No batir por demasiado tiempo porque de lo contrario se obtiene una mantequilla
- Sacar del batidor la mezcla, agregar a un plato hondo
- Con la ayuda de una cuchara húmeda tomar porciones de la mezcla hacer bolitas y extender en moldes de silicona pequeños (yo use en forma de corazón), pero se pueden usar los que tengas a mano.  Incluso si no tienes moldes de silicona puedes colocar las bolitas en un refractario
- Llevar a la nevera para que se pongan algo duritos
- Desmoldar antes de comer
- Mantener guardados en la nevera

Paola Chacón

Hola, soy Paola una Venezolana viviendo en España, intentando hacer de mi vida una completa aventura. Soy fiel creyente de que la alimentación saludable puede cambiar el mundo ¡Y para bien! con una alimentación adecuada podemos ser más felices, tener armonía con nuestros pensamientos, deseos y sentimientos. En este blog intento plasmar mi forma de alimentación con ideas, platos, postres, pensamientos y muchas cosas más. ¡Bienvenidos!

Anteriores
Crema de untar de anacardos con hierbabuena
Siguientes
Pesto crujiente sin queso 
Anteriores
Crema de untar de anacardos con hierbabuena
Siguientes
Pesto crujiente sin queso 

0 Comments Hide Comments

Deja tu comentario